Título: Vuelo alto al sol

Banda: La Cruda Mandril

Nacionalidad: Peruana

Año: 2018

Calificación: 8.8/10

Escribe: Rafael Valdizán

Estreno absoluto de La Cruda Mandril, ensamble que apuesta por recoger los pasos hacia los umbrales de la inmejorable década del setenta. Tiempos de rock duro, relente blues, germen del rock sureño y revestimiento progre. Y es que la banda aglutina elementos de todos estos géneros para dar como resultado un placentero viaje de nostalgia y homenaje a viejos héroes del rock clásico con los que muchos crecimos. Y se agradece.

La carta de presentación —Vuelo alto al sol— es un EP de cinco pistas que hay que recorrer con las orejas calibradas de acuerdo a lo que proponen: viñetas de corte clásico. No esperen, pues, guiños de modernidad o riesgos desbocados. No son necesarios.

Son cinco temas de gran contundencia, tocados con sapiencia y virtud. Revelan a músicos más que entrenados en los menesteres del rock and roll. Experiencia, conocimiento cabal de sus instrumentos y automatismo: casi un trámite, y hasta puedo apostar que se divierten como adolescentes recién lanzados al mundo y todo lo que este ofrece.

El arranque es rampante. El corte que da nombre al EP tiene velocidad, nervio y esa indispensable cuota de gasolina garajera necesaria para hacer mover la maquinaria. Por alguna razón que no alcanzo a dilucidar me remite al metal español de sus buenos años; tal vez referencias involuntarias de bandas como Obús Barón Rojo.

La segunda canción tiene ADN sureño: puedo imaginarme el influjo de bandas como Lynyrd Skynyrd Molly Hatchet. Muscular y ósea. Virilidad. Peso. Fibra. La Muerte y la Brújula es una de esas rolas que todo parroquiano apreciaría de buena manera en una noche de bar. Lo mismo con el tema que salta a continuación, aunque este se mueve en clave de blues: A Tierra. Sírvase una copa y admire. Un saxo interviene hacia la mitad para ponernos en la atmósfera adecuada; luego de lo cual la primera guitarra sangra en un solo colmado de emociones.

28277170_1842503409125378_1933249469497740928_n

Nahual retoma la huella sureña. Ostenta unas estrofas contenidas y luego hace explotar un coro cargado de adrenalina y sentimiento. Una estocada letal. Luego del segundo coro, la primera guitarra vuelve a solear con el latido del corazón al tope de sus vibraciones.

El cierre es con Tu Cuervo. Una paleta panorámica de lo que puede ofrecer La Cruda Mandril como banda. Un poco de todo lo dicho anteriormente: rock clásico, espíritu blues, cambios de bitácora en medio del viaje, compatibles con algún vuelo de carácter progre, etc. Reitero: muy bien tocado, haciendo parecer simple lo que a todas luces requiere de unos cuantos años de experiencia y mimetismo con todo lo que representa el rock and roll. Y este es solo el comienzo. Ya queremos más.

La Cruda Mandril tiene como integrantes a Andrés ‘Jero’ Flores (voz, guitarra rítmica), Eduardo Valcárcel (primera guitarra). Mauricio Hooker (bajo), Oswaldo Vela (teclados), Christian Vargas (batería) y Eduardo Muñoz (saxofón).

Pueden escuchar Vuelo alto al sol en Spotify:

 

Anuncios