En Estereofonía somos cuatro críticos musicales con distintos gustos y preferencias. La lista de los mejores discos peruanos del 2017 que publicamos a continuación es un reflejo de esta diversidad, que habita en el corazón mismo del blog.

Como antesala, les dejamos algunas advertencias y aclaraciones.

En primer lugar, aunque intentamos escuchar todo lo que fue editado en el Perú durante el 2017, hay discos que no cayeron bajo nuestro radar. Nos disculpamos por eso. De todas maneras hemos tratado de hacerle justicia a una variedad considerable de géneros y sub-géneros, reseñando prácticamente todo lo que cayó en nuestras manos, ya sea en formato físico o por medio de plataformas virtuales.

Este ránking es el resultado de cuatro listas individuales en las que cada crítico del blog le asignó una puntuación a un disco. El puesto que un álbum obtuvo en el ránking final es el resultado de la suma de los puntajes (referenciales) que cada crítico le asignó en su propia lista.

En Estereofonía, los criterios usados para calificar los discos durante el año han variado de crítico en crítico. Algunos enfatizaron el análisis musical; otros, la historia del género en el que el disco se inscribe y, en otras ocasiones, se impuso el punto de vista del fan. Esto nos permitió abarcar distintas formas de percibir la música y dar cuenta de ellas en el blog. Para este ránking, no obstante, se recurrió al concenso.

Finalmente, y en general, el impulso por reseñar un número significativo de discos nos llevó a reseñar algunos que no nos gustaron. Esto es importante. Y quizás sea lo más importante de nuestra labor. Estereofonía es un blog de crítica musical; no de marketing, publicidad o relaciones públicas. Por ello, nunca diremos que nos gusta un disco que en realidad no nos gusta, ni dejaremos de reseñarlo por ello ; lo reseñaremos, más bien, exponiendo las razones por las que lo consideramos insuficiente en términos musicales. Creemos que un espacio de esta naturaleza es vital para el desarrollo saludable de la escena local.

La seguimos el próximo año. Ahora, nuestro ránking.

51. Tiempos de Furia, P.D.I. (Unión Discos)

“La banda evita cualquier riesgo de monocromía inoculando variantes de lo más estimables. Por ejemplo, en El tiempo enseñará desglosa las ideas en dos partes muy diferenciadas: empieza como una balada del Metallica más elaborado y continúa como uno de los proyectiles del Kill ‘Em All, como si pegáramos Fade to Black y Motorbreath en un mismo producto final. Algo similar ocurre en No soy un criminal, aunque sin mayores referencias al famoso cuarteto de San Francisco”. Reseña de Rafael Valdizán


50. Satánicos Marihuanos, Satánicos Marihuanos (Necio Records)

“Gabriel Carcelén (guitarra), Andrés Silva (bajo) y Renato Sauri (batería) han apostado por virar de regreso a los primeros años setenta con una batea repleta de municiones de poderoso alcance. Lo dicho: riffs de guitarra bien definidos. Además: oscuros y adrede funestos. Una base rítmica que es roca dura y que arremete como en tropel, y mucha actitud. Van al frente y sin rodeos”. Reseña de Rafael Valdizán


49. Ravelers, Ravelers (Independiente)

“Es difícil que la propuesta de Ravelers pase desapercibida. Por su naturaleza variopinta, está llamada a concentrar escuchas y miradas. Evidenciamos una lograda atmósfera electrónica que tiende diversos puentes y guiños a sus principales influencias: sonidos de charangos y quenas, instrumentos de viento amazónicos, palabras en quechua, cajón, incluso retazos de sonidos ambientales”. Reseña de Oscar Bermeo


48. Quillazú, Golden Cameleon (Independiente)

“El solo de ‘Supernova’ es lo que se necesita, esa atmósfera. Un poco más de intensidad. Solo hace falta seguir ese camino y hacer un ejercicio de concisión (a algunos temas les sobran segundos) para que Golden Cameleon sea la próxima banda revelación de la escena local”. Reseña de Diego Pajares Herrada


47. Hit La Rosa y su gran unidad musical, Hit La Rosa (La Flor Records)

“Al igual que Juaneco y su Combo y Los Mirlos, Hit La Rosa es esencialmente una banda de jams. Los momentos más logrados en su disco más reciente están en aquellos pasajes instrumentales donde la banda se ajusta rítmicamente y la guitarra solista se embarca en solos cargados de sicodelia. Un ejemplo de ello es la parte intermedia de ‘Hito Uno’ y también, muy especialmente, la segunda sección instrumental de ‘El Sueño de Octavio’”. Reseña de Francisco Melgar


46. Intensidad, Desiré Mandrile (Independiente)

“Creo que el título del disco cae como anillo al dedo. Es un trabajo intenso, tanto musical como líricamente. Mandrile vuelca sus emociones sin frenos: se nos muestra libre, confesional, arriesgada, extrema, fuerte y frágil: viva”. Reseña de Rafael Valdizán


45. Raíz/Es, Merian (Independiente)

“El álbum debut de la intérprete -grabado en vivo- tiene un comienzo inmejorable: “Morena”, el único tema de su autoría, lleva el alma en boca. Una voz sobria acompañada por guitarra, cajón y contrabajo nos devuelve la esperanza en una nueva generación de la música criolla y marca el camino innegable que debe seguir todo recién iniciado en el género”. Reseña de Diego Pajares Herrada


44. Katalaxia, Grita Lobos (A Tutiplén)

“En ‘The Far East’ el viaje y el baile se hacen uno y la voz de Katia De La Cruz presagia una suerte de canción. Este es, en mi opinión, el mejor momento del disco. O, para decirlo de otra manera, el momento en el que el disco cobra mayor sentido. Las texturas y los ritmos que fueron apareciendo a lo largo de las primeras canciones se entrelazan y forman una unidad con la voz de De La Cruz y un cierto orden o desenlace parece aparecer ante nosotros”. Reseña de Francisco Melgar


43. Trasatlántico, Submarino (Faro Records)

“Se agradece la dosis de cinismo en las letras –no les digo, son los nietos de Dylan y Reed- que llega a su punto culminante en ‘Bicentenario’, exactamente aquí: ‘el día en que te mueras voy a estar ahí así que anda aprendiendo de memoria todas las cosas que odias sobre mí’”. Reseña de Francisco Melgar


42. Creciente, Toño Jáuregui (Independiente)

“En ‘Creciente’ Jáuregui se reencuentra con su mejor versión: creativa, atrevida, liberada y de cadencias misteriosas. Hay en sus canciones una conexión con ‘Un día nuevo en Londres’, aquel álbum de Libido que dio que hablar tras ser publicado el año pasado por ser la primera masterización que los otros miembros del grupo rechazaron en su momento”. Reseña de Diego Pajares Herrada


41. Arando, Araceli Poma (Independiente)

“Poma ha elegido mantenerse fiel a las sonoridades criollas tradicionales con un acabado pulido y una voz fresca y joven a la que quizás, todavía, le falta una pizca de expresividad. De todos modos, el resultado no deja de ser interesante. Por un lado, tenemos un disco que descubre varios temas olvidados con un acabado elegante y pulido, lo cual no sólo es un aporte al repertorio, sino una posibilidad de sonar en la radio al lado de las viejas glorias” Reseña de Francisco Melgar


40. La Terminal, La Terminal (Custom Made Music)

“Su fanpage indica que hacen rock alternativo. Con la arbitrariedad que trae consigo esa categoría, creo que (además) no les hace justicia. Es más, no me atrevería a encerrar a La Terminal en un solo corsé. La banda arequipeña ataca desde varios flancos: hay noise, hay drama pospunk, hay rabia punk, hay vena hard, hay armonías pop, hay vuelo experimental… hay violencia y oscuridad”. Reseña de Rafael Valdizán


39. Río Caudaloso, Llasaq (Independiente)

“Río caudaloso promete y coloca a Llasaq en el radar de los proyectos a seguir. Confirma, además, que si de buen rock se trata, debemos seguir mirando mucho más allá de lo que sucede en nuestra capital. La tierra del Misti está que quema” Reseña de Rafael Valdizán


38. Seis canciones para el fin del mundo, Nicolás Duarte (Descabellado Records)

“’Cantando se van cerrando las heridas’, dice Nicolás en ‘La reina’. Una frase que puede resumir la impronta del disco. En cada pasaje se siente una voz que busca explayarse, que pareciera buscar sanar un dilema interno. En la soledad, el autor encontró esa voz personal, distante de los altisonantes ritmos de sus combos grupales”. Reseña de Oscar Bermeo


37. Música del mar, Olaya Sound System (Descabellado Records)

“El lanzamiento de ‘Música del mar’ es importante porque pone en evidencia la prolífica etapa que atraviesa la banda (en siete años han presentado cuatro placas de estudio, una periodicidad no muy común en la escena local). A fines de 2015 salía ‘Quién es quién’ y hoy nos muestran 11 temas que anuncian el verano. El título no parece casual, en cada tema se encuentra esa atmósfera celebratoria, que remite a encuentros playeros”. Reseña de Oscar Bermeo


36. Intronauta, Matus (Independiente)

“Lo que más llama la atención es el desprendimiento de las capas más pesadas que habían identificado a sus trabajos anteriores. Es decir, no hay nada estrictamente heavy aquí. Pero ese detalle no suma ni resta: es solo un detalle. Acaso es un punto de quiebre para establecer una mayor flexibilidad de estilo en oposición a la rigidez intrínseca de la herencia sabática”. Reseña de Rafael Valdizán


35. Aloysius Acker, Aloysius Acker (Bifronte Records)

“A lo largo de los cinco temas que integran la placa vemos levantarse un diorama kaleidoscopio de contrastes, tonalidades y colores –que apelan tanto a la estética del ambient como a la del dream pop- detrás del cual surgen ritmos que se desplazan con lentitud y aletargamiento, y que podrían hacernos volver la vista, si se trata de rastrear influencias, hasta los pasajes más hipnóticos de la discografía de Velvet Underground”. Reseña de Francisco Melgar


34. Francois Peglau y la Fracaso Band, Francois Peglau (A Tutiplén)

“En esta ocasión Peglau comparte el protagonismo con su banda de apoyo, lo cual se nota, especialmente, en el uso frontal de la sección de vientos y en los arreglos tropicales que lucen algunas canciones y que, en ocasiones, acercan la placa al material del que está hecha la música de las fiestas de año nuevo”. Reseña de Francisco Melgar


33. El regreso de la luna verde, Vieja Skina (Independiente)

“Cada surco es una exhibición de virtuosismo que no es vacío, sino que está al servicio de la expresión y la emoción. Sin lugar a duda, El regreso de la luna verde debe ser considerado como un referente obligatorio al momento de hablar de ska hecho en el Perú”. Reseña de Francisco Melgar


32. La casa no existe, Alejandro y María Laura (Independiente)

“’Y aquí sigue sonando el mismo vals’ dice la letra de una canción de La casa no existe, el disco más reciente de Alejandro y María Laura. El verso es relevante porque los momentos más ambiciosos y logrados de este álbum son aquellos donde los ritmos, las melodías y las sonoridades de diversos géneros musicales se mezclan libremente para renovarse y adquirir nuevas luces” Reseña de Francisco Melgar


31. Perú 70, Perú 70 (A Tutiplén)

“Se trata de un elepé de jazz fusión en el que la voz solista la llevan guitarras amplificadas, pianos eléctricos y órganos que nos remiten de inmediato a las sonoridades del rock y el soul, así como una sección rítmica que nos hace pensar tanto en las bandas eléctricas de Miles como en la etapa más funk de James Brown”. Reseña de Francisco Melgar


30. Sonora Patronal, Sonora Patronal (Independiente)

“Aunque su base de operaciones está en la ciudad del Cusco, los integrantes de Sonora Patronal nacieron en distintas partes del Perú y se formaron en diversos nichos musicales. La idea de hacer una banda juntos, como reza su propio credo en redes sociales, fue generar un nuevo sonido y propuesta para unir a toda clase de público”.Reseña de Francisco Melgar


29. La Gran implosión, Dan Dan Dero (Faro Discos)

“Estos momentos de desequilibrio controlado y de diálogo aparente entre los motivos musicales de las canciones -como las estrofas en castellano y en inglés que se intercalan como fragmentos de una conversación entre locales y turistas- son lo que hacen de este disco uno de los lanzamientos más interesantes y gratificantes de fin de año”. Reseña de Francisco Melgar


28. Hilo, Manuel Vera Tudela (Independiente)

“Sus canciones, que transitan entre susurros y murmullos tímidos, nos empujan a atender la llamada de conexión espiritual, energética con el exterior. Cada tema de “Hilo” sugiere aproximarnos desde otro lado a la cotidianidad. La voz del cantautor por momentos pareciera corporizar las llamadas de nuestros chakras internos”. Reseña de Oscar Bermeo


27. Cuerpos de Luz, Autobus (Independiente)

“Pero el todo es más que la suma de las partes en ‘Cuerpos de luz’. Sin duda, lo más atractivo de esta placa es ver materializarse en el sonido la exploración que han emprendido los integrantes de Autobus. En ‘Mokasin’, tema que abre el disco, los teclados y sintetizadores se lucen al máximo y llevan, melódicos, el peso de la propuesta. Lo mismo sucede con canciones como ‘Universos’ y ‘Asteroide’, que además incorpora un elemento rítmico cercano al dance. Claros aciertos, quizás los mejores temas del disco. Sobre todo ‘Asteroide’”. Reseña de Diego Pajares Herrada


26. La vuelta del tigre, Cumbia All Stars (Selvámonos)

“Los Cumbia han establecido este conocimiento como punto de partida para su propuesta musical y tal auto-consciencia se hace presente en sus letras con referencias constantes a la banda, al género y a la peruanidad de la música que son capaces de importar gracias a sus lazos con la fuente original de este género musical”. Reseña de Francisco Melgar 


25. Volumen 1 y 2, Los Calypsos (Independiente)

“Al parecer, el historial de lujo que poseen algunos integrantes de la banda les ha permitido olvidarse de cumplir al pie de la letra con las exigencias técnicas que suelen preocupar a los principiantes, logrando trascender la perfección para transmitir la alegría, la distensión y el júbilo que esta música pretende evocar. En resumen, buena música tocada por buenos músicos con el poder de generar buenos momentos en quien los escuche”. Reseña de Francisco Melgar

 


24. Sonidos ultrasónicos y audibles para callar al perro del vecino, Almirante Ackbar (Faro Discos)

“En todas las canciones (o, en cualquier caso, en la gran mayoría) encontramos declaraciones de éxtasis existencial enmarcadas en melodías pop inolvidables y guitarras eléctricas que se deleitan con su propio sonido incandescente”. Reseña de Francisco Melgar


23. Templos, Culto al Qondor (Necio Records)

“Culto al Qondor  apuestapor los sonidos espaciales y tribales, cortesía de las herramientas de las que disponen, así como del toque desembozado de su baterista. Es una propuesta pletórica en ecos y reverbs; donde la idea central pareciera estar enfocada en despegar constantemente del suelo para emprender un vuelo sin retorno. Encuentro en su música referencias de Hawkwind y de Pink Floyd” Reseña de Rafael Valdizán


22. El mejor regalo de nuestras vidas, Procrastinación 1 Yo 0 (La Flor Records)

“’El mejor regalo de nuestra vidas’ es un vibrante y poderoso canto melancólico. En cada tema encontramos la urgencia por desfogar y soltarse de aquello que ata y que no deja accionar (una relación, un recuerdo, un sueño irresuelto, una foto, etc.). A la vez la evocación continua de un pasado mejor”. Reseña de Oscar Bermeo


21. I Enjoy The World, Efraín Rozas (Buh Records)

“Apenas la obra de Rozas empieza a sonar, el oyente tiene en mente una sucesión de escenarios musicales que parecen llegar de distintos lugares del mundo, o, visto de otro modo, escenarios musicales que nos llevan a distintos lugares del mundo”. Reseña de Francisco Melgar


20. Paradiso eterno, Zetangas (Bifronte Records)

“Paradiso Eterno logra algo poco común en la escena experimental peruana: ofrecer una dosis de melodía suficientemente encantadora como para disfrutar de la marea de ruido que viene con ella. Y, además, valerse de elementos provenientes de distintos géneros y estilos (kraut, ambient, noise, indie) con irreverencia y originalidad, sin caer ni en la alabanza ni en la copia, logrando, más bien, lucir una personalidad propia en todo momento”. Reseña de Francisco Melgar


19. Principios y Fundamentos de la Fauna Moderna, Incendios Forestales del Viejo Continente (La Flor Records)

“Lo que hace enorme a este disco es la capacidad que la banda tiene de unir todas estas piezas, estilos, cualidades e influencias en un solo monstruo de cuatro cabezas y hacer que todo suene orgánico y natural”. Reseña de Francisco Melgar


18. Superfricción, Liquidarlo Celuloide (Buh Records)

“Con esta décima placa, Liquidarlo Celuloide se consolida como una de la puntas de lanza de la psicodelia contemporánea. Si antes, décadas atrás, en nombre de la psicodelia uno se dejaba llevar por encendidos bailes, el sonido de Liquidarlo Celuloide trasladó las pretensiones a un lado más perverso: liquidar a los tranquilos de espíritu”. Reseña de Oscar Bermeo


17. Al fin seré volar, Luis Guzmán (Anti Rudo Records/Cuaderno Roto Producciones/Berraco Records)

“Santiago Barriga, Giacomo Roncagliolo, Hernando Suárez y Mario Acuña logran su cometido: han creado una obra de arte conformada por 8 canciones que se mueven e impactan en bloque, que se dejan escuchar de principio a fin y que llevamos con nosotros aún después de quitarnos los audífonos. Ya quisieran varios consagrados lograr eso”. Reseña de Diego Pajares Herrada


16. Zamba puta, La Lá (Independiente)

“Desde el inicio del disco queda claro que La Lá está controlando sus figuras vocales como no lo había hecho en Rosa. El oyente puede notar de inmediato que se trata de una cantante que juega mejor sus cartas, con una mayor economía de recursos”. Reseña de Francisco Melgar


15. 7 Horizontes, Aspid Orkestra (Necio Records)

“Resulta interesante como Aspid Orkesträ nos va conduciendo por atmósferas diversas, combinando matices de sonido y niveles de intensidad. Es como un filme auditivo en el que la trama es definida mediante los colores, los climas de tensión y, por supuesto, las formas: psicodelia, space rock, jazz, noise y una cuota importante de movimientos que parecieran surgidos de jams o improvisaciones”. Reseña de Rafael Valdizán


14. The Way of Love, Ignacio Briceño & Ale Hop (A Tutiplén)

“Con este trabajo, Ignacio Briceño y Ale Hop proponen una aproximación distinta a las formas del amor, un vector temático esencial en la música popular. En ‘The Way of Love’ escaparse de los estereotipos es la regla (si es que hubiese alguna, porque en este caótico amor todo es cambiante)”. Reseña de Oscar Bermeo


13. Anómala, Veronik (Independiente)

“Casi todo es instrumental, pero Anómala baja el telón con un tema cantado: Primavera, una suerte de torre de Babel —también de instinto floydiano— que amenaza con elevarse por sobre las nubes y partir el cielo en dos. Una pieza que te reta y te zarandea pero que también te entrega ternura e ingenuidad, todo junto, y ya no sabes si quieres odiarla o darle un beso”. -Reseña de Rafael Valdizán


12. Mala influencia, Pipe Villarán (A Tutiplén)

“‘Deja Vu’, el penúltimo tema de la placa (que trae algunos interesantes ecos a Steely Dan) es quizás, en términos estrictamente instrumentales, lo más logrado que Villarán ha grabado hasta el momento. Además, en el tercer corte, ‘Superstar’, el cantante logra convencernos (¡nuevamente!) de lo que está cantando”. Reseña de Francisco Melgar


11. Nueva Ola, Santa García (Empty Fields Recording)

“El disco se cierra a los pocos veintitantos minutos pero algunas breves excursiones jazzeras y progres –pienso en ‘Todavía’, por ejemplo- mantienen la emoción del oyente en una intensidad constante. Parafraseando a los Electro Z, Nueva Ola es un disco que nunca cae”. Reseña de Francisco Melgar


10. La cultura del tributo, Teleférico (Independiente)

“En ‘La cultura del tributo’ (el nuevo disco de Teleférico), el multinstrumentista Vargas apuesta por una batería muy presente y la liberación de las guitarras. Quizás como para salir de la fórmula de un pauteado estilo, aquí la potencia liberadora es lo que manda”. Reseña de Oscar Bermeo


9. Lo que no pudimos cambiar, Mi Jardín Secreto (Cuaderno Roto Producciones)

“A diferencia de una gran mayoría de bandas locales de corte indie, donde la ingenuidad es una suerte de máscara obligatoria, los chicos de Mi Jardín Secreto apuestan por lucir las cicatrices que la edad y la experiencia dejan en el espíritu y, lo más sorprendente de todo, las muestran con romanticismo y apasionamiento. Un buen disco que sólo te revelará sus verdades si te atreves a volver a él”. Reseña de Francisco Melgar


8. Cuarzo, Cuarzo (Jamón Records/ Crack Records)

“Afortunadamente la banda lo ha conseguido: suena a un sismo de gran proporción, como para remecer la tierra y causar estragos, pero ofrece salidas para el ingreso de oxígeno y luz entre los escombros. Un trabajo notable, sobresaliente. Y que vengan más” Reseña de Rafael Valdizán


7. La costa del pacífico, Los Zapping (Faro Discos)

“La costa del Pacífico es el primer gran logro en la discografía de Los Zapping. Tras una sucesión de buenos EPs (Wows, Teoría de la televisión y la radio) en los que fueron perfeccionando minuciosamente su sonido, la banda ha grabado por fin un álbum redondo. Y sí. Un nuevo clásico del indie rock local”. Reseña de Francisco Melgar


6. El gran altar, Ancestro (Necio Records)

“En El Gran Altar, su segundo disco, el trío formado por Boris Baltodano (bajo), Diego Cartulin (guitarra, percusión y teclados) y Víctor García (batería) eleva una ofrenda ancestral en la que reúne elementos de rock pesado, stoner y blues. Seis canciones (en realidad cinco + una intro) que hacen temblar”.-Reseña de Rafael Valdizán


5. Storms, The Dead-End Alley Band (Necio Records/Inti Records/Forbidden Place Records)

“En lo que va del año, The Dead-End Alley Band nos ha entregado, con toda seguridad y sin pecar de exagerados, uno de los trabajos más imponentes de rock hecho en casa”. Reseña de Rafael Valdizán


4. Dreams, Astronaut Project (Hype Records)

“El buen gusto rebalsa en ‘Dreams’, el todo es mucho más que la suma de las partes. ‘Años Luz’ pareciera tener una melodía simple y reconocible, pero esconde un significado mayor, habla de la fugacidad. La apuesta lírica gana terreno ante la previsibilidad o alguna fórmula revisitada -que las hay aquí- pero eso no desmerece un trabajo contundente”. Reseña de Diego Pajares Herrada


3. ON GAZ, A.CHAL (GAZI/World Empire)

“Si lo contamos como un disco peruano de hip hop –y yo lo cuento como uno- este sería, hasta el momento, nuestro pico del hip hop y el R&B”. Reseña de Francisco Melgar


2. Brillante, Juan Gris (Plastilina Records)

“El disco de Juan Gris ofrece verdades duras que hieren pero que sirven para darle mayoría de edad a un género que se iba pudriendo en ropas coloridas y ensoñaciones naif que ya le empezaban a quedar chicas. El resultado es liberador. Para la música. Para el oyente. Para quien lo necesite”. Reseña de Francisco Melgar


1. Procesión, El Cuarto de Juegos (Independiente)

“No hay puntos bajos en el álbum. Cada pista semeja el episodio de una aventura de varias sangres y espacios geográficos, todo revestido con capas de cosecha propia y magistral. Además de las mencionadas, podemos destacar obras como El presagioHasta cuándo y las instrumentales El baile de la policía intergaláctica Procesión”. Reseña de Rafael Valdizán

 

 

Anuncios