Disco: Intensidad

Artista: Desiré Mandrile

Nacionalidad: Peruana

Año: 2017

Calificación: 8.3/10

Escribe: Rafael Valdizán

 

El cuarto disco de Desiré Mandrile es un bosque de colores. Con una marcada primera mitad de impronta nacional y una segunda donde acceden ritmos variados entre el soul, el blues, el rock y el jazz.

Esa primera mitad peruana abre los conductos para el ingreso de sangres criolla, andina y negroide. Pero todo enmarcado dentro de una amalgama digamos experimental, pues si bien son notorias las referencias de origen, las canciones se elevan hacia otras dimensiones gracias al vuelo estético impulsado por los arreglos instrumentales.

Y si una esmerada pulcritud instrumental (como suele suceder a veces) corre el riesgo de ingresar en un terreno de asepsia lounge, acá no es el caso, pues para eso está la voz de Desiré Mandrile, para moverlo todo, para inquietar y conmover. Para dejar cicatrices en la piel (parafraseando un segmento del tema Intensidad).

Y es que más allá de la experticia de los músicos convocados, Mandrile es la estrella indiscutible. No es mujer de una sola voz: es camaleónica, tornasolada, posee un rango envidiable y un juego completo de inflecciones vocales que contribuyen a generar diversas atmósferas atadas al sentimiento en curso: puede acariciar, lo mismo que hacer daño (en el buen sentido de la expresión).

23131908_10155894008626450_4306793960359180576_n
Intensidad es la cuarta placa de Desiré Mandrile e incluye ocho canciones que develan influencias de música peruana y ritmos como el soul, el blues, el rock y el jazz.

 

La segunda mitad del disco encuentra a esta gran cantante y autora peruana en aguas mixtas y que conoce muy bien. Ya le hemos escuchado antes hacer exquisitas piruetas vocales acomodándose entre los resortes del soul, donde es como pez en el agua. Pero también hace blues, flirtea con el jazz y abraza algo de rock en la que quizás sea su canción más atípica: Indómitos.

Finalmente, creo que el título del disco cae como anillo al dedo. Es un trabajo intenso, tanto musical como líricamente. Mandrile vuelca sus emociones sin frenos: se nos muestra libre, confesional, arriesgada, extrema, fuerte y frágil: viva.

Si tengo que recomendar algunas de las canciones de este álbum, apostaría no solo por la obra que le da título, sino también por Tú y yo, Qué será, Para ti y Qué más puedo dar.

Pueden escuchar Intensidad de Desiré Mandrile en Spotify:

Anuncios