Título: Sonidos ultrasónicos y audibles para callar al perro del vecino

Artista: Almirante Ackbar

Sello: Faro Discos

Año: 2017

Nacionalidad: peruana

Calificación: 8.5/10

Escribe: Francisco Melgar Wong

 

El primer álbum de Almirante Ackbar encuentra a la banda en un momento de expansión expresiva, con una paleta de sonidos y recursos mucho más amplia que aquella que lucieron en su primer lanzamiento (un split con Mundaka que data del 2014) y por ello la banda logra transmitir una alegría creativa que –en clave humorística, pero seria al mismo tiempo- toma como arte poética un fragmento de un capítulo de Los Años Maravillosos en el que Kevin Arnold forma una banda de rock: “sentí cuarenta millones de voltios corriendo por mi cuerpo, seis trillones de megawatts de pura energía subiendo a mi cerebro, al escuchar el sonido y sus ecos dentro de ese lugar me di cuenta de que una nueva puerta había sido abierta”. Esta suerte de epígrafe pop que abre el disco encuentra una instanciación perfecta en todas las canciones que lo siguen. En todas ellas (o, en cualquier caso, en la gran mayoría) encontramos declaraciones de éxtasis existencial enmarcadas en melodías pop inolvidables y guitarras eléctricas que se deleitan con su propio sonido incandescente. Que me perdone Kevin, pero la verdadera arte poética de este disco la establecen los propios Almirante Ackbar cuando cantan: “¿Y por qué mezclas sentimientos? me preguntan, y yo digo: es que me encanta la alquimia espiritual, espiritual”. Esa alquimia en este disco está asegurada.

Anuncios