Foto: Getty Images

El fútbol es una expresión cultural que ha tenido diversos puntos de contacto con otras áreas de la vida social. Precisamente la música y el gusto de pegarle a la pelota han ido creciendo a la par. Aquí ocho canciones que dejaron los escenarios y se mudaron a la cancha.

Pop Goes The World 

La agrupación canadiense Men Without Hats incluye este tema en su tercer álbum de estudio. Rápidamente se volvió un hit que tuvo una segunda vida en las canchas. En las canchas de Boca Juniors o River Plate suena habitualmente como “Oh, Dale dale Bo…” u “Oh vamos River Plate, River Plate..”. En el Perú equipos como Universitario o Deportivo Municipal tienen sus adaptaciones.

Moliendo café

A fines de los 50, los venezolanos José Manzo y Hugo Blanco crearon una de las piezas más conocidas de la música latinoamericana. A través de los años la canción ha sido revisadas por artistas disímiles como Pérez Prado, Los Panchos, Julio Iglesias o Paco de Lucía. La melodía es infaltable en los partidos de Boca Juniors. Alianza Lima bajo el estribillo “Vamos, vamos, vamos, vamos, Alianza, vamos, vamos, vamos, vamos, a ganar…” hace lo propio. El Extremo Celeste (Sporting Cristal) también la usa.

Go West

Canción original de Village People, lanzada en 1979. Años después, en 1993, Pet Shop Boys sacaría una versión que masificaría el tema. Fue adaptada por diversas hinchadas latinoamericanas y españolas. Barras de los uruguayos Nacional y Peñarol, Estudiantes de la Plata (Argentina) y Universitario (Perú) convirtieron el tema en un himno de aliento.

Bobby, mi buen amigo

Un origen peculiar de esta canción instalada en las tribunas. La melodía es sacada de una publicidad argentina de 1981. La campaña buscaba evitar el abandono de mascotas en la costa en temporada veraniega. Sería la barra de San Lorenzo de Almagro la primera que llevó el tema a la cancha como “Cuervo, mi gran amigo…”. En Perú el tema tiene adaptaciones como “Franja, mi gran amigo…” (Deportivo Municipal), “Crema, mi gran amigo”, entre otras.

Yo tengo fe

En 1973, el inefable Palito Ortega escribe este tema. Prontamente se sumaría a su lista de éxitos como “La felicidad” o “Corazón contento”. En el Perú es habitual escucharla bajar desde las gradas de Comando Sur (barra de Alianza Lima).

Bad Moon Rising 

La banda estadounidense Creedence Clearwater Revival incluyó este tema en el disco “Green River” (1969). Fue compuesta por John Forgety y alcanzó el segundo lugar en el ránking Billboard. La melodía fue usada por la barra argentina en la última Copa del Mundo bajo el cántico “Brasil decime que se siente”.

Y dale alegría a mi corazón

Tema que forma parte del disco “Tercer Mundo” (1990) de Fito Páez. La revista Rolling Stone la considera una de las mejores canciones del rock argentino. En el fútbol son diversas las adhesiones. Varios equipos argentinos, chilenos, uruguayos y paraguayos la tienen como bandera. En el Perú es cantada por la Trinchera Norte.

Cómo me voy a olvidar

Canción que abre el álbum “Cualquiera puede cantar” (1997) de Los Auténticos Decadentes, una agrupación muy ligada a los cánticos futboleros. El tema, compuesto por Jorge Serrano, fue tomado por varios equipos colombianos, mexicanos, uruguayos y peruanos (Sport Boys, Alianza Lima) para dedicárselo a sus clásicos rivales.

Anuncios