Raíz/Es

Merian

Independiente

Perú, 2017

Calificación: 8.8/10

Escribe: Diego Pajares Herrada

No es exagerado decir que el criollismo y la música andina se están quedando sin herederos. Que no es lo mismo que decir que no tienen intérpretes que tomen la posta a las viejas glorias. El problema es que Manuelcha Prado, Eva Ayllón, Bartola y demás pilares de aquellos géneros no tienen dignos sucesores. Hay alguno que otro intento muy bien intencionado, por allí alguna voz nacida en un ‘reality’, pero la ausencia de personajes que continúen con el legado es escandalosa. Ya no hay más símbolos como el Zambo Cavero u Óscar Avilés, ni siquiera prospectos.

Entonces aparece Merian y su “Raíz/Es” (Escucha el disco AQUÍ)

El álbum debut de la intérprete -grabado en vivo- tiene un comienzo inmejorable: “Morena”, el único tema de su autoría, lleva el alma en boca. Una voz sobria acompañada por guitarra, cajón y contrabajo nos devuelve la esperanza en una nueva generación de la música criolla y marca el camino innegable que debe seguir todo recién iniciado en el género. La lírica de “Morena” además remite a los valses de la vieja guardia pero con una dosis de contemporaneidad. Merian está lejos de tener la potente voz de las grandes del criollismo, pero lo que se guarda en potencia lo compensa con personalidad. Lo primero se desarrolla -si acaso fuera necesario-, lo segundo escasea. Podríamos hacer una lista de buenísimos cantantes sin alma. En varios géneros. No es el caso de Merian.

Lo que sigue es una selección de temas que van desde huaynos y valses, pasando por tonderos, tangos y hasta una canción de cuna en quechua. La disparidad entre géneros termina por desinflar un poco el disco luego de ese gran comienzo. Se entiende que se trata de una grabación en vivo: aunque tenemos reparos con la curaduría musical, la ejecución tiene poco que objetar. Es notable tanto la interpretación de Rolando Carrasco Segovia (guitarra) como la de Felipe Mendoça (contrabajo). Mientras que composiciones de Felipe Pinglo Alva, Chalena Vásquez y Manuelcha Prado cobran nueva vida en voz de Merian, quien se mantiene siempre a la altura.

Estamos ante un gran disco debut, aunque nos atrevamos a decir que nos quedamos con ganas de escuchar mucho más a la Merian de “Morena”. El vals le queda mucho mejor que géneros afines. Felizmente, esperemos tener Merian para rato.

Anuncios