Título: Ravelers

Artista: Ravelers

Sello: Independiente

Año: 2017

Calificación: 8,3/10

Escribe: Oscar Bermeo Ocaña

En la tradición quechua, “Takanakuy” alude a un rito donde se intercambian golpes. Pero “Takanakuy” es también la combativa entrada sonora que nos sumerge en el primer trabajo de Ravelers. El disco homónimo sacude de entrada. Furiosos punteos que se entrecruzan con bases electrónicas y ruidos onomatopéyicos que parecen extraídos de ritos milenarios nos internan en una amenazante jungla de sonidos.

Es difícil que la propuesta de Ravelers pase desapercibida. Por su naturaleza variopinta, está llamada a concentrar escuchas y miradas. Evidenciamos una lograda atmósfera electrónica que tiende diversos puentes y guiños a sus principales influencias: sonidos de charangos y quenas, instrumentos de viento amazónicos, palabras en quechua, cajón, incluso retazos de sonidos ambientales.

En los títulos de los temas (“Danzando en la montaña”, “Inti”, “Selva”) queda explícito parte de ese recorrido sonoro (que previamente fue hecho territorialmente por los integrantes del grupo) por diversas regiones del Perú. Los resultados de ese trabajo de campo, de escuchar, interactuar y recolectar diversas músicas, quedan expuestos en este álbum.

Este universo enrevesado, cósmico, de influencias hasta contrapuestas, tiene, sin embargo, una sólida estructura. Las canciones no pierden en ningún momento la clave de dance pop, que las hace particularmente atractivas. La hibridez acá escapa al clásico rol de la fusión consabida y cada vez más aplicada (de aglomerar diferentes tradiciones musicales con fines decorativos). En Ravelers hay  mayor explicitud. No hay inserciones, sino aportes a una estructura establecida que se ve enriquecida y resignificada por los diferentes tonos. Incluso las voces parecen estar al servicio de esa envoltura sonora.

Este proyecto que asoma arriesgado deberá refrendarse en próximos trabajos, donde ya el sacudón será menor al conocer la propuesta. Asimismo, consideramos que sería un error apostar por un impostado camino de la ‘sonoridad peruana’ al que están tentados muchos grupos que ‘fusionan’ ritmos (extrapolar nacionalismos a la música como criterios valorativos no tiene mucho sentido). De todos modos, eso habrá que verlo después. Hoy toca darle play y disfrutar este disco que seguro será un huésped habitual en los recuentos de fin de año.

Puede escuchar el disco completo aquí:

 

 

Anuncios