Tiempos de furia

P.D.I.

Unión Discos, 2017

Perú

Calificación: 8.2/10

Escribe: Rafael Valdizán

 

Producto de Ira —o simplemente P.D.I.— lleva más de 25 años vomitando lava en el circuito under peruano, y Tiempos de furia es su nuevo trabajo, con temas recientes y de anterior data. Normalmente bajo la etiqueta del hardcore punk, la banda suele cruzar terrenos bordeando, en ocasiones, el thrash o el speed metal. Pero más allá de géneros y estilos, lo importante viene por el lado de la personalidad que ejercen en cada tema del disco (diez en total).

Con personalidad me refiero a improntas como la identidad, la consistencia y la intensidad, que es como un compromiso de camisetas bien puestas. A lo largo del disco la banda va para adelante con el pulso firme y la convicción de una tropa correctamente aleccionada en las artes bélicas. Las canciones, muy breves la mayoría, son disparadas como morteros. Y la destrucción es inevitable. Digna de los pogos más descontrolados.

Así, obras como Mirando hacia atrásRíos de sangre o la propia Tiempos de furia son ataque cortos, punzantes, de muerte súbita y sin rodeos ni prolongada agonía. La velocidad y la buena puntería como elementos de efectividad al 100%.

  •  P.D.I. — Tiempos de furia

17619660_10154479990042475_30284555_n

La banda evita cualquier riesgo de monocromía inoculando variantes de lo más estimables. Por ejemplo, en El tiempo enseñará desglosa las ideas en dos partes muy diferenciadas: empieza como una balada del Metallica más elaborado y continúa como uno de los proyectiles del Kill ‘Em All, como si pegáramos Fade to Black Motorbreath en un mismo producto final. Algo similar ocurre en No soy un criminal, aunque sin mayores referencias al famoso cuarteto de San Francisco.

Original lo de Pilsen Callao, un tema casi instrumental —solo el título es repetido a modo de coro huérfano de estrofas—, veloz y con un inesperado interludio de ritmo algo pesado/heavy y de tiempos sincopados.

Las letras proclaman mayormente inconformismo en materia social y política. Asuntos como la violencia o el mundo de las apariencias toman parte en los intereses de la banda. Lo cual va bien como correlato a la virulencia de sonido y las airadas embestidas vocales (aunque estoy en desacuerdo con lo expresado en Dios salvaje, pero esa es una posición muy personal).

P.D.I. está integrado por por Rodrigo Vinces (voz), Javier Chunga (guitarra), Ilich Pozada (guitarra), Juan Velasco (bajo) y Luis Tapia (batería).

Pueden escuchar este gran trabajo, Tiempos de furia, en este ENLACE.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios