Título: Hilo

Artista: Manuel Vera Tudela Wither

Sello: Independiente

Año: 2017

Calificación: 7,9/10

Escribe: Oscar Bermeo

Hay una marca reconocible en los trabajos de Manuel Vera Tudela: la capacidad para crear atmósferas íntimas a través de fórmulas sencillas.

Sus canciones, que transitan entre susurros y murmullos tímidos, nos empujan a atender la llamada de conexión espiritual, energética con el exterior. Cada tema de “Hilo” sugiere aproximarnos desde otro lado a la cotidianidad. La voz del cantautor por momentos pareciera corporizar las llamadas de nuestros chakras internos.

Pero lejos de encerrar la propuesta en un potencial espiritismo, encontramos en cada tema una sincera convocatoria a nuevas formas de ‘ver’ y ‘confrontar’.  Este detenimiento en las posibles proyecciones de sus letras no es casual ni antojadizo. Su propuesta, desprovista de grandes artificos, se apoya en el fundacional binomio ‘voz y guitarra’. Pertenece a esa tradición de cantautores que reivindican la letra. Cada palabra porta (y aporta) sentido a la propuesta artística.

En su desarrollo, “Hilo” expone las diversas influencias de Vera Tudela: reminiscencias serranas (el cantautor pasó varios años en Cusco) en ciertos sonidos y estructura compositiva, bases rítmicas más propias del folk, metáforas propias del formato canción, el (des)amor como disparador temático, y algunos matices jazzeros y rockeros (“En ti” es una deliciosa muestra de esa conjunción).

Cada tema no remite a una geografía específica, sino que va disparando imágenes aleatorias que van configurando un nuevo paisaje, existente sólo en la canción. Esa configuración logra una conexión particular, que tiene que ver más con sensaciones e impulsos internos que retratos sociales de la urbe (o el campo). Pareciera una especie de folclor intimista, que se nutre del contexto para escuchar el adentro.

“Hilo” no es un accidente, sino una consecuencia de anteriores trabajos, que quizás tuvieron un perfil más bajo. Este álbum es la condensación de un estilo y a su vez, el punto de quiebre hacia una nueva ruta sonora. Ya aquí se evidencia una mayor sofisticación, pulcritud y equilibro armónico. Las asperezas de lo artesanal han sido tibiamente corridas del centro (no del todo, si ocurriese eso se perdería esencia) para dar paso a mayores arreglos y matices que buscan generar una densidad distinta. En ese sentido, se evidencia el trabajo de Alejandro Rivas (Alejandro & María Laura), productor del disco.

“Aunque mi guitarra suena lento, lento disfruta el movimiento”, dice Manuel en la letra de “Cosita linda”. Y esa puede ser una buena forma de resumir su música. Aparentemente suave pero movilizante.

Puede escuchar el disco completo aquí:

Anuncios