“Hasta el fin. Tributo a Voz Propia”

Artista: Varios

Sello: Muki Records y Trilce Discos

Perú

Calificación: 9/10

Escribe: Oscar Bermeo O.

Hay que decirlo. Estamos ante uno de los mejores tributos hechos en la historia discográfica local. Desde su concepción, los sellos Muki Records y Trilce Discos emprendieron una exhaustiva revisión de la vasta discografía de Voz Propia para lograr un compilado acorde a la dimensión de la agrupación.

El crisol de músicos involucrados (exponentes pop, reggae, indie, metal, punk, hardcore, ska) grafica la influencia de la obra de Voz Propia en la escena en su conjunto. La banda referencial del post punk peruano tiene ese poder de aglutinar a transeúntes de caminos diversos. En ese sentido, este proyecto tenía un desafío mayor: empatar con la carga emotiva que transmiten los temas ‘vozpropianos’.

Voz Propia no compuso hits. Creó himnos. La impronta subterránea en la que se movió desde sus inicios, determinó un alcance mediático limitado de su obra. A contramano, alrededor de la banda se fue gestando una cofradía, un fiel séquito que hoy constituye parte imprescindible de su propuesta. Los temas de Voz Propia no fueron lo más difundidos, pero sí fueron, por sus fibras sensibles, los que mejor capturaron los sentires de una generación. El inconsciente colectivo, de los 80 y 90, fue corporizado en sus letras. Una banda de culto si es que las hay en nuestra escena.

En “Hasta el fin. Tributo a Voz Propia” el ejercicio de revisión se torna placentero. No es un simple puñado de covers. Los 30 temas, repartidos en dos discos, cargan con una identidad propia que interpela a las obras originales.

Cementerio Club agarra “El sueño”, uno de los temas emblema, y con arpegios y punteos alcanza una emotiva versión apoyada en la voz de Pedro Solano; Mar de Copas flexibiliza “Los días y las sombras”, la voz de ‘Wicho’ García le quita misterio volviéndola más terrenal; Inyectores logra una correcta extrapolación de “Lentes Amarillos” hacia el hardcore melódico. El Aire, fiel a su estilo, deconstruye “El momento” otorgándole una atmósfera densa; Los Mortero nos demuestran que en “Flor de un día” puede haber una fuerte dosis rocanrolera; Cocaína, con la voz de Thais Luksic, presentan una versión casi industrial de “Paz o Indiferencia”; El estribillo de “Ya no existes” alcanza una sonoridad lúgubre y amenazante con Reino Ermitaño; Barrio Calavera potencia el lado festivo de “El Ancho Río”; Duende del Hueco hace de “Claro de Luna” una ruidosa explosión de hard rock.

Estos son algunos de los momentos de esta producción que se caracteriza por continuos picos de expresividad. En este tributo, cada composición adquiere una segunda vida. En la postura de atreverse a releer y (en algunas casos) reformular las canciones, creemos que radica la mejor forma de rendir tributo a Voz Propia, una banda que hizo de la independencia un sello.

Un disco doblemente necesario.

Bandas que forman parte del tributo: Cementerio Club, Bajo Sospecha, Ysabel Omega, Cocaína, La Base, Ilusión Marchita, Muñeca Rota, Los Mortero, Demencia, La Garganta del Caimán, Ciudad Gragea, Inyectores, El Aire, Varsovia, Reino Ermitaño, Mar de Copas, Verde Luna, Extraño Deseo, Grupo Miel, Duende del Hueco, Paisaje 3, Hamann y La Luna, Irinum, Díos Hastío, Dolores Delirio, Cuchillazo, Barrio Calavera, Moldes, El Cuervo Sucio y Rafo Ráez y Los Paranoias.

Escuche el disco aquí.

Anuncios