Munich

Los Holmes

Independiente

Perú

Calificación: 8.1/10

Escribe: Diego Pajares Herrada

Oasis, Arctic Monkeys, The Strokes… todos ellos tienen un espacio en “Munich”, el primer EP de la banda nacional Los Holmes. Cuatro canciones de corte rockero que parecen repartirse las influencias por partes iguales: “La habitación”, en sus riffs de guitarra, remite a los liderados por Julian Casablancas; las cuerdas en “El sol” nos recuerdan a algunas de los Monkey; “Munich” bien podría ser considerada una pieza ‘brit rock’ e “Insomne” roza, más bien, lo ‘indie’, aunque sin perder la onda guitarrera retro que dota de personalidad a la banda integrada por Héctor Chumpitazi (voz), Bruno Benites (bajo), Juan Manuel Alejos (guitarra) y Marlio Vásquez (batería).

Escucha el disco AQUÍ.

“Munich” es una placa que cuenta con hilos conductores bastante claros. La voz de Chumpitazi, casi liberada por completo de pretensiones, se pasea cómoda por melodías atractivas con matices más que interesantes (destaca el tema “La habitación”, elegida con buen criterio como el track 1 del disco). Es más bien en el único instante en el que se intenta el lucimiento innecesario cuando falla: aquel grito final en “El sol”. Un buen vocalista es aquel que sabe reconocer sus límites. El intérprete de Los Holmes no necesita ir tan arriba cuando su registro funciona tan bien en el 99% restante del disco.

El segundo pilar de Los Holmes es el trabajo de cuerdas que demuestra en cada canción. Riffs pegajosos y solos que dejan notar una cultura musical tras ellos (como en los temas “El sol” y “La habitación”) son fortalezas que la banda debe seguir explotando. No dejo de preguntarme cómo sonarán en vivo (aún no he los he buscado en You Tube): imagino que sobre el escenario la banda sube los decibeles para llegar a tener aquel punche que siento que falta en el disco, aunque también entiendo que es propio del estilo que maneja no darle con más furia a la batería. Esto último, más bien, es una exigencia muy personal, debo admitir.

Los Holmes tiene todo el potencial para convertirse en la nueva banda peruana ‘mediática’ -en el mejor sentido de la palabra-. Al escucharlos pienso, por ejemplo, en la primera y mejor etapa de Libido. Me recuerdan mucho esa época. El resto depende, como siempre, del empeño que le pongan.

Anuncios