El Jefazo

El Jefazo

Perú

Independiente

Calificación: 8.9/10

Escribe: Diego Pajares Herrada

A veces no es necesario sobreproducir la música, sino simplemente ponerle punche. Subirle a la distorsión, al bass big muff y darle duro. Ponerle huevos. Compensar las deficiencias técnicas que se suceden dentro del estudio y/o sobre el escenario y simplemente entregar todo. Los extremos nunca son buenos, pero si hay que elegir uno yo me quedo con el de una banda con carencias y mucho punche, que con el de una pudiente y quizás talentosa, pero sin alma.

Valga esta introducción para hablar de El Jefazo, banda limeña que acaba de lanzar un disco homónimo con 6 canciones instrumentales que se mueven dentro del rock pesado, más específicamente el doom metal. No me atreveré a decir todavía si la banda pertenece a alguno de los dos extremos que mencioné, pero diré algo para empezar: le sobra punche. El trío integrado por Bruno Sánchez (guitarra), Carlos French (bajo) y Renán Monzón (batería) tomó la buena decisión de grabar en vivo, lo cual, definitivamente, le da un condimento especial a la placa. Se pierde cierta calidad en el sonido, pero eso es lo de menos en este caso en particular: el doom metal quizás no necesite ser ‘estilizado’. Mientras más ‘cochino’, mejor logrado el producto.

Escucha el disco AQUÍ.

Ahora, mientras uno repasa las canciones cae en la cuenta de que no está, necesariamente, ante tres músicos virtuosos. En cada tema los miembros de El Jefazo van más bien por lo simple, con paciencia. Y esto es algo bueno: elegir el criterio musical a la exposición del talento. Intercalan potentes riffs de bajo y guitarra con intermedios lentos y una primera guitarra que con punteos pone la cuota de melodía. Sucede en “El cañón de la eternidad”, canción de 7 minutos que va cambiando de ritmos cada cierto tiempo.”Estampida” -otra de más de 7 minutos- es quizás la más variada en intensidades. Se agradece sobremanera aquel intermedio en el que el bajo es protagonista.

Termino de escuchar este disco y paso al anterior, publicado en el 2014, llamado simplemente “Ensayo“. Y eso eso, supongo. La grabación de un ensayo. Se incluyen algunos de los temas de “El Jefazo”, además de otros tantos igual de buenos. Si la idea de la banda es seguir este camino de hacer discos grabados en vivo, les tengo que decir que van por bueno camino. Dos discos de este estilo pueden ser considerados un patrón y, recordando una frase de Eno, si se trabaja rápido y barato, se tienen más posibilidades de lograr algo que nadie hizo. “Casi siempre, el resultado de gastar un montón de dinero es hacer cosas más normales”. Capturar el feeling de la banda en vivo puede ser la mejor decisión que ha tomado El Jefazo.

 

Anuncios