Underpop 3.1

Varios artistas

Underpop, 2016

Perú

Calificación: 6.5/10

Escribe: Rafael Valdizán

Quinto compilado de Underpop, colectivo de bandas bajo la antorcha de Josué Vásquez, músico de largo caminar con base en Dolores Delirio y luego en Bocanegra. Este trabajo, llamado Underpop 3.1, concentra 21 surcos de los distintos proyectos agrupados bajo el ala de este colectivo. ¿La idea? Promover, reforzar, arropar la oferta de nuevas bandas -y otras no tanto- que operan con diferencias y con rasgos en común. Bandas que encajan dentro de ciertas etiquetas que tienen alguna afinidad de estilo, como el pop rock, rock alternativo, indie, pospunk, electropop, etcétera. Este compilado aparece cuatro años después del primero, cuyo origen contó con el respaldo de Dedomedio y la disquera Urbanoide Records.

Muy aparte de la iniciativa de Vásquez y Underpop, que merece el aplauso -en una escena como la peruana, aún precaria y con muchos agujeros por tapar, la unión puede hacer la fuerza; la solidaridad nunca está de más-, el álbum es algo irregular. Como todo compilado en el que mete mano una pluralidad de grupos, es obvio que el resultado presente sinuosidades y altibajos. Pero de eso se trata también: de mostrar un abanico variado de protagonistas y estilos. Virtudes y carencias. Todo cuenta al momento de fijar el termómetro y lanzar un diagnóstico. En fin, se trata de abrir la puerta y mostrar caminos, recodos, atajos, esquinas, centros y periferias de una movida como la del rock peruano.

Son 21 canciones las que dan forma a Underpop 3.1. De entre ellas me permito ponerle resaltador a un buen puñado de obras, como Guardián de nada, de la banda L.O.L.I.T.A., que arrastra influencias new wave y discurre con un sonido muy compacto; Diecisiete, grabada por Undersong, de efervescencia pop punk y con cara de éxito instantáneo; están también dos bandas con voces femeninas y que nos devuelven a la década del ochenta, con sonidos reverberantes y algún tinte de oscuridad: Invernal (con un tema homónimo) y Marfilia (a cargo de la pista Luces de neón).

Interesante también lo de Barneva que en Esclavos del perdón le mete cabe a la demagogia de los políticos; lo del dúo Noche Futura que en clave de pop rock ofrece una canción armónica donde la melodía es su valor más preciable; al igual que Stereo Páramo cuyo énfasis en lo melódico nos hace recordar a bandas noventeras como Gin Blossoms Toad the Wet Sprocket. Destacan también Prealba con la canción Veneno, que es como un motor rugiente en medio de la tempestad; Dilarge, banda que, con la pista Tránsfuga y sin perder la estética pop, tiende puentes con un rock and roll de escalas blueseras en una apetecible combinación de cierta exquisitez. Mientras, Markess es lo más distinto en estética de este compilado, gracias a una combinación de pop, matices jazzeados y cadencia reggae, como lo demuestra en Caminante.

En otros casos, las intenciones han sido mejores que los resultados. Otros no han podido despegarse lo suficiente de algunas influencias demasiado evidentes. Y están aquellos que no han logrado sellar del todo una obra que pueda convencer en una. Pero tienen ellos herramientas que pueden usar a su favor. Después de todo, no sería justo descalificarlos o no resaltarlos por una sola canción. Underpop 3.1 cumple igual con el cometido de extraer de distintos sectores proyectos que deben ser escuchados: el rock peruano no es solo lo que vemos en Vivo x el Rock. Hay mucho más de lo que pueden percibir tus ojos y oídos en un primer plano.

Anuncios