Sonata Tropical del Ártico

Mundaka

Perú

Independiente

Calificación: 9 /10

Francisco Melgar Wong

En lo que toca a la escena local, el primer álbum de Mundaka (“Sonata tropical del ártico”) es uno de los lanzamientos más refrescantes y originales en lo que va del año.

De arranque, uno de los mayores aciertos del disco es la falta de prejuicios al momento de nutrirse de diversas influencias musicales para recombinarlas de acuerdo el propio gusto de la banda. Un gusto impecable, dicho sea de paso. Es reconfortante, además, notar que sus integrantes son músicos de alto nivel que han aprendido a contener la tendencia al virtuosismo individual, lo cual beneficia la performance del combo en su totalidad. Eso es raro de encontrar. No sólo en el Perú. Y se agradece. Tampoco puede dejarse de anotar que los arreglos de los temas – que llegan, por ejemplo, con solos de trompetas mariachis en el momento preciso – son de temer, y muestran una madurez musical que algunas veteranas bandas locales ya quisieran tener.

Sobre el estilo musical de Mundaka podemos añadir que cuenta con una base rítmica formidable,  precisa y dinámica, que por momentos recuerda a la dupla que formaban Mike Joyce y Andy Rourke en The Smiths, aunque, hay que decirlo, con arranques inesperados de intensidad que los de Manchester nunca llegaron a mostrar. Por otro lado, el fraseo indiferente y monocromático del vocalista le añade una sobriedad enorme a las canciones, una suerte de lejana melancolía que se asemeja a la neblina miraflorina en los meses de invierno. Las guitarras eléctricas, por su parte, no se valen de muchos efectos más allá de un vibrato y un reverb natural, y recuerdan el tono de bandas ochenteras como The Smiths, The Feelies y The Chills, aunque también -y de forma notoria- el de bandas de surf instrumental como The Ventures y Los Belkings. Todo esto contribuye a la buena calidad de esta placa, que ya se perfila como uno de los mejores lanzamientos locales del 2016. Si tuviéramos que resumir el sonido del disco con una única imagen, esta sería la de un surfer que corre olas entre la neblina limeña con una radio ochentera sonando como telón de fondo.

Anuncios