Las Luces de mi Edad

Patanes

Independiente

Perú

Calificación: 6.0/10

Escribe: Diego Pajares Herrada

¡Cómo han cambiado los tiempos! Hace muchos años atrás, que tu disco sea producido por un profesional de renombre era sumamente difícil, una tarea prácticamente imposible. Mezclar o masterizar tu trabajo musical en el extranjero era un suceso con el que algunos solo podían soñar. Pero estamos en el 2016, la era del digital, la comunidad global. Hoy abundan los grupos que pueden decir que en sus proyectos contaron con el mismo productor de tal o cual superestrella de la música, así como aquellos que envían su material -via WeTransfer, Dropbox, etc.- a Nueva York, Inglaterra, México, Argentina o Brasil para que les den el punto final con ese ‘caché’ que solo puede conseguirse afuera del Perú.

Y todo lo anterior está bien. Al fin y al cabo, si quiero enviar mi disco para que lo mezclen en China y encima no me sale tan caro, ¿cuál es el problema?

Sin embargo, es curioso cómo los músicos le damos tanta importancia a todas estas cosas. Mencionamos en cada entrevista que nuestra placa lleva la firma de tal o cual superproductor, que nos hizo un video el súper director “X” o que grabamos en Abbey Road. No sé si este sea el caso de Patanes, pero en su disco, al menos, aparece bien grande el nombre de Tweety González, reconocido productor argentino que trabajó, entre otros, con los grandes de Soda Stereo. Antes de leer la lista de temas, incluso, leo nombres como Mariano López (mezcla) y Andrés Mayo (masterización), así como el nombre del estudio donde grabaron en Argentina: El Pie Recording Studios.

Listo, vamos a reproducir el playlist con toda la expectativa que esto nos ha generado.

Las cinco canciones que conforman “Las luces de mi edad” presentan un coctel de pop rock, matizado con tintes funk y pachangueros, con una importante presencia de vientos. La canción que da nombre al disco lleva la batuta, con una guitarra que rememora la mejor época del rock en español (quizás influencia de sus productores). La excesiva estructura pregunta/respuesta de las estrofas queda en segundo plano gracias a un más o menos logrado estribillo y un pegajoso y efectivo swing: por alguna extraña razón la canción se queda sonando en tu cabeza.

“Las Luces de mi Edad” es un gran despliegue musical y de producción pero poca capacidad para resolver detalles tan importantes como la letra y la interpretación vocal.

“La joya”, paradójicamente, evidencia el verdadero problema de Patanes: una deficiencia lírica realmente preocupante. Letras forzadas a encajar de manera antinatural en versos que riman solo en algunas ocasiones, ideas sin lógica que pretenden ser, como ellos mismos han dicho, una crítica al sistema establecido. Lástima que sean fácilmente olvidables, restándole la importancia que deberían tener. Podríamos decir lo mismo de “Inmortal” (donde sí hay rima, pero de la fácil). Curiosamente, “Siento que mi vida ha cambiado” lleva más un tono de pachanga, y es diferente. Parece sacada de otro álbum. Está buena.

La balada del disco, “Entre tú y mi amor”, tiene todos los defectos anteriores, pero evidencia una nueva deficiencia. Si la voz principal de la banda no convence del todo en general, en esta canción, cuya melodía está matizada con efectos vocales “acuáticos” (para no utilizar términos técnicos), termina por desanimarnos. La melodía, casi susurrada al oído, pierde el nivel que mantenía en los temas rítmicos. Definitivamente este tipo de canciones no favorecen al líder de la banda.

En resumen, lo que escuchamos en “Las Luces de mi Edad” es un gran despliegue musical y de producción pero poca capacidad para resolver detalles tan importantes como la letra y la interpretación vocal. Lamentablemente para arreglar eso no basta con grabar en el mejor estudio, sino realizar un ejercicio de resiliencia y seguir esforzándose por mejorar.

Pueden escuchar el disco AQUÍ.

 

 

Anuncios