Libido

Amar o matar (EP)

Independiente, 2016

Perú

Calificación: 6,5/10

Escribe: Óscar Bermeo

El andar de muchas bandas mediáticas suele estar acompañado de la tendenciosa (y a veces prejuiciosa) discusión del lugar que asumen en la frontera rock/pop. En Amar o matar (EP) el renovado sonido de Libido parece ahorrarnos esa vieja discusión.

Tras la accidentada salida de Toño Jáuregui, una de sus principales fuerzas creativas, abundaban las interrogantes sobre el rumbo artístico del grupo. El morbo, buscado o no, ya estaba instalado. Así, una fisura que generaría inevitables efectos en la propuesta sonora, paradójicamente se convertiría en el mejor gancho promocional.

Lo que nos trae este EP de seis canciones, el primer trabajo de estudio del grupo después de siete años, es literalmente otro Libido. En Amar o matar la banda se sacude de sus pasivos y, sin prejuicios, parece encaminarse hacia los (hoy) tentadores y ensanchados parajes del indie pop.

Amar o matar no es el mejor trabajo de Libido pero tampoco es un paso en falso.

Para fines promocionales, Pero aún sigo viéndote fue un acierto como single. Además de contar con las bases de un potencial ‘hit’ (estribillo recordable, letra empática –el desamor – y una estructura sencilla) aprovecha la reconocible voz de Salim Vera y supone una transición moderada (en ciertos punteos se esconde el anterior Libido) al nuevo sonido del grupo. El cual se evidencia mejor en Llévame o Nada que me ate a ti, temas que son guiños a una propuesta más electrónica. La regresión temporal viene con (casualmente) Igual que ayer, tema que se aproxima al clásico pop rock que le trajo réditos la década pasada.

Amar o matar no es el mejor trabajo de Libido pero tampoco es un paso en falso. Se nota planificación. Aunque por evitar los actos fallidos, en algunos momentos parecen haberse excedido en precauciones. Mariposas nos recuerda la atmósfera de See You Soon de Coldplay por ejemplo. Si bien el cambio de Libido evidencia una lectura de los tiempos (y oyentes) actuales, para evitar redundar involuntariamente en fórmulas debe tenerse en cuenta que en este escenario ya hay rutas trazadas (el activo indie mexicano puede ser otra referencia cercana, entre otros). Advirtiendo eso, sería interesante fortalecer los desvíos propios.

En ese sentido, habría que ver en el próximo trabajo cuál es el grado de riesgo que asume la banda y si confirma que su renovación responde más a un interés por la exploración musical que a una apuesta coyuntural.

Llévame, track 1 del EP Amar o matar

Anuncios